Los Mossos d'Esquadra han detenido hasta el momento a 39 personas en la macrooperación contra el narcotráfico en Barcelona y su área metropolitana que han iniciado a primera hora. 

El dispositivo de este martes -llamado Popeye- ha comenzado a las 5.30 horas con la participación de más de 600 agentes de la policía catalana en Barcelona y cercanías. 

Los agentes buscan desarticular diferentes puntos de venta de droga y en el dispositivo -que sigue abierto- también ha trabajado un helicóptero de los Mossos. La mayoría de registros se han concentrado en L'Hospitalet, entre ellos en la calle Rosa de Alejandría.

La subjefa de la División de Investigación Criminal de los Mossos, la intendente Marta Fernández, ha informado que la operación supone un "golpe importante al tráfico y distribución de drogas en el área metropolitana de Barcelona".

Fernández ha detallado que la macrooperación está tutelada por el Juzgado de Instrucción 5 de Barcelona y que la investigación, bajo secreto de sumario, comenzó hace nueve meses en Sant Adrià de Besòs (Barcelona) y el distrito barcelonés de Sant Martí.

37 ENTRADAS EN 10 MUNICIPIOS

Además de las 39 detenciones, han hecho 37 entradas en domicilios de diez municipios, entre ellos Barcelona, L'Hospitalet de Llobregat, Sant Adrià de Besòs y Granollers.

También han registrado un inmueble en el número 6 de la calle Germans Serra de Barcelona, en el barrio de El Besòs i El Maresme.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.