Los Mossos d’Esquadra han desplegado un macrodispositivo policial para desahuciar a tres personas del Bloque Llavors de Barcelona. El edificio, ubicado en la calle Lleida de la ciudad, es propiedad del fondo de inversión Vauras Investments.

TENSIÓN DURANTE EL DESALOJO

Según el primer recuento, cerca de un centenar de personas se han concentrado en el lugar para bloquear los accesos a la finca y evitar la acción judicial, lo que ha provocado momentos de tensión con los agentes de los Mossos, que han establecido un perímetro de seguridad.

DESALOJO A PORRAZOS

Los antidisturbios de los Mossos han entrado al edificio a porrazos y los activistas han colocado un colchón en la escalera como si fuera un escudo. Sin embargo, la policía ha empezado a golpear y a empujar a las personas reunidas.

LANZAMIENTO DE PINTURA

Algunos de los concentrados han lanzado pintura de colores a los agentes actuantes, a los que también han propinado puntapiés y empujones, mientras se entrelazaban con los brazos para dificultar el acceso a la finca, según fuentes policiales.

También desde el interior del bloque los ocupantes han dificultado la acción de los agentes y les han tirado pintura roja mientras estos intentaban abrir la puerta, que había sido bloqueada con elementos metálicos por los concentrados.

TRES VECINOS AFECTADOS

Los afectados son Àxel, Arkaitz y Manel y residen en el número 38 de la calle Lleida de la capital catalana. Hoy, conscientes de la ejecución del desahucio, decenas de personas han dormido en el bloque para prepararse ante la inminente llegada de la policía. 


Activistas ocupan la sede de ERC en protesta por un desahucio / SINDICAT HABITATGE RAVAL
Activistas ocupan la sede de ERC en protesta por el desahucio / SINDICAT HABITATGE RAVAL

ACTIVISTAS OCUPAN LA SEDE DE ERC

Además, activistas vinculados a sindicatos de la vivienda de Barcelona han ocupado la sede de ERC en la calle Calàbria en protesta por el desahucio del bloque Llavors.

En un comunicado, el Sindicat de Barri de Poble Sec ha lamentado que la intervención de los antidisturbios supone "un incumplimiento del acuerdo con la CUP" del nuevo presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, para retirar a los antidisturbios de los desahucios.

Los activistas en la sede aseguran que "no se marcharán" hasta que no cese la intervención policial en el bloque Llavors, donde se ha producido una concentración para impedir el paso de la comitiva judicial que debe llevar a cabo el desahucio.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.