Los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional desplegaron este martes por la tarde un dispositivo en el marco del plan Tremall, que desde el último verano persigue detectar a multirreincidentes especialmente por robos con violencia.

Dos de los accesos a la parda de Metro Sant Antoni quedaron cerrados la tarde de este martes a causa del dispositivo policial y por orden de los Mossos, explicó Transports Metropolitans de Barcelona (TMB) a través de las redes sociales. 

'PLAN TREMALL'

El dispositivo Tremall –Trasmallo en castellano, una herramienta de pesca formada por tres redes– aúna a varias unidades de Mossos, como las de investigación y orden público, y de Policía Nacional, con competencias en materia de extranjería.

La acción se irá repitiendo con el objetivo de garantizar la seguridad ciudadana y reducir la actividad delictiva por parte de los multireincidentes que cometen hurtos y robos violentos en la zona.

CAÍDA DE LOS ACTOS DELICTIVOS

Desde el inicio del Estado de alarma hasta hoy, los hechos delictivos en el metro han experimentado una caída aproximada de casi el 80% respecto al mismo periodo del año pasado, de forma que los Mossos han diseñado nuevas estrategias contra estos delincuentes.

Así, los agentes uniformados patrullan en las plataformas y convoyes para prevenir actos ilícitos, mientras que los de paisano centran su actuación en la detención de multirreincidentes que actúan en estos medios de transporte.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.