El Major de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha confirmado este lunes que el imán y cerebro de la célula terrorista, Abdelbaki Es Satty, murió en la explosión de la casa de Alcanar. En rueda de prensa, acompañado por el president de la Generalitat, Carles Puigdemont, y el conseller de Interior, Joaquim Forn, Trapero ha detallado cómo las pruebas de ADN han demostrado que los restos mortales correspondían al líder espiritual.

Si bien el cuerpo del imán ya ha sido identificado, los forenses todavían están desarrollando los análisis para investigar de quién son los restos del segundo cuerpo. Todavía no hay ningún nombre sobre la mesa pública y tampoco se descarta que bajo los escombros del chalet aparezca un tercer cuerpo. En la casa de Alcanar los terroristas almacenaban más de 100 bombonas de butano y distintos componentes químicos para armar las bombas que pretendían hacer estallar el mismo día 17 o algunos días después. Sin embargo, el incidente evitó un atentado de mayores proporciones, tal como ha señalado Trapero.

Tal como ha comentado Trapero, si bien ya se han identificado los 12 componentes de la célula terrorista, la investigación continuará abierta las próximas semanas y meses. De hecho, el Major contempla abrir el foco a escala internacional para esclarecer algunas incógnitas. Además, el jefe de los Mossos ha recordado que a partir de las 9 horas de la mañana de este martes, el juez Andreu de la Audiencia Nacional tendrá a su cargo los cuatro detenidos en Ripoll.

La explosión del chalé de Alcanar (Tarragona) / EFE

EL HISTORIAL DEL IMÁN

Abdelbaki Es Satty salió de la cárcel de Castellón el 5 de enero de 2012, donde estuvo ingresado por infracción de la ley de Extranjería. Además, cabe destacar que el líder religioso también estuvo vinculado a los atentados del 11-M en Madrid. Según documenta la operación Chacal, los papeles de Abdelbaki Es Satty ya aparecían fotocopiados en el domicilio de uno de los principales acusados, Mohamed Mrabet Fhasi, condenado po la Audiencia Nacional pero absuelto por el Tribunal Supremo tras reclutar terroristas. En el juicio del 11-M se sentó en el banquillo un primo del imán de Ripoll, aunque finalmente fue absuelto por la Fiscalía.

Los Mossos d'Esquadra registraron el domicilio del imán de Ripoll para hallar pistas sobre los ataques. De hecho, las pruebas recogidas han servido para determinar que parte de los restos mortales de la casa de Alcanar correspondían al del imán, según las pruebas del ADN. "Creemos que aquí ha habido una cabeza más grande que les ha lavado [el cerebro]", declaraba el pasado domingo la madre del terrorista Younes Abouyaaqoub, quien condució la furgoneta por La Rambla y este lunes por la tarde ha sido abatido en Subirats (Baix Llobregat).

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.