Como hacía siempre al terminar la jornada, Ling cerró este jueves la persiana de su bazar de la calle Telègraf y subió andando hasta su casa, en el número 25 de la misma calle y justo en la intersección con la ronda del Guinardó. Pero al contrario que el resto de las veces, la pasada noche no logró regresar para cenar con su familia: en el mismo portal del edifico, un atracador se abalanzó sobre él y lo mató de un cuchillazo.

El crimen sucedió rápidamente. Ling llamó al timbre de casa, donde esperaban su mujer y sus dos hijos, para que le abriesen la puerta. En el interior del inmueble, cuando llegaba al ascensor, un desconocido lo abordó para robarle. Lo apuñaló y huyó corriendo. Gravemente herido en el suelo, la víctima logró salir a la calle para pedir auxilio.

MURIÓ DESANGRADO

Al lugar acudieron cuatro dotaciones del Sistema d’Emergències Mèdiques, pero nada pudieron hacer para salvarle la vida. Ling murió desangrado media hora después del ataque, sobre la acera de enfrente de su casa, alrededor las 22:00h de la noche y ante la mirada horrorizada de sus familiares. A las 23:30h, el juez de guardia autorizó el levantamiento del cadáver.

SU ASESINO TENÍA ANTECEDENTES

El fallecido tenía 50 años y hacía 20 que vivía en España. Los mismos que tiene su asesino, un joven de nacionalidad española y con numerosos antecedentes, que fue detenido por un agente de los Mossos d’Esquadra que en el momento de los hechos estaba fuera de servicio.

Los Agentes del Área de Investigación Criminal de la Región Metropolitana de Barcelona se han hecho cargo de las diligencias. El arrestado, que se encuentra custodiado en dependencias policiales, pasará a disposición judicial este sábado.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.