El pasado 4 de abril, Domingo de Pascua, un grupo de ladrones entró en el mercado de la Barceloneta y arrasó, al menos, una docena de paradas. Según uno de los comerciantes afectados y vicepresidente del equipamiento, Àlex Alegre, los delincuentes se llevaron algo de dinero y productos por valor de 15.000 euros, entre otros jamones y quesos. Metrópoli Abierta ya informó del suceso el mismo día que ocurrió. Lo surrealista del caso es que los amigos de lo ajeno perdieron un móvil mientras robaban y 48 horas después, el martes 6 de abril, volvieron a por él con el mercado en funcionamiento.

Siempre según los paradistas, en el robo intervinieron cuatro personas, jóvenes mayores de edad que rondarían los 20 años. El asalto tuvo lugar a las 07.15 horas de la mañana. La Guardia Urbana arrestó a dos de ellos, pero horas después ya estaban en libertad. En el mercado hay indignación y no es para menos. Alegre dice que no robaron productos por valor de 400 euros sino de unos 15.000. Solo en su caso, "las pérdidas oscilan entre 2.500 y 3.000 euros. No hemos recuperado nada", lamenta el comerciante, titular de una tocinería.

Un bar del mercado de la Barceloneta en el que robaron / MA - JORDI SUBIRANA
Un bar del mercado de la Barceloneta en el que robaron / MA - JORDI SUBIRANA

PERDIERON EL MÓVIL EN LA TIENDA DE ACEITUNAS

El martes por la mañana, el primer día laborable tras Semana Santa, tres de los ladrones volvieron al mercado. Lo confirman todos los comerciantes con los que habló este medio. Pedro de Val Gea, que tiene una parada de huevos, explica que los jóvenes hablaron con él y le preguntaron por la tienda de aceitunas, el lugar donde se les cayó el móvil y que este viernes estaba cerrada. De Val explica que le dijeron que habían perdido el móvil durante el robo y lo venían a buscar. El comercio de aceitunas está justo en frente de la parada de huevos. El teléfono lo encontró la policía y los ladrones se tuvieron que ir de vacío.

Jordi Güibas, presidente del mercado de la Barceloneta, tiene una parada de jamones, entre otros productos. En conversación con este medio, asegura que la agente de los Mossos que lo atendió cuando puso la denuncia le dijo que los chicos habían ido también a la comisaría para recuperar el móvil. Evidentemente, no se lo dieron, pero la "cara" de presentarse en el lugar en el que han robado demuestra la impunidad con la que actúan estos grupos, añade un comerciante.

Una pescadería del mercado de la Barcelona, una de las paradas robadas / MA - JORDI SUBIRANA
Una pescadería del mercado de la Barcelona, una de las paradas robadas / MA - JORDI SUBIRANA

REVISAR LA LEGISLACIÓN

Manel Martínez, vicepresidente de la asociación de vecinos de la Barceloneta, defiende la necesidad de revisar la legislación de la multirreincidencia para evitar que estos delincuentes campen a sus anchas y de agilizar las actuaciones de la Fiscalía y de que los juicios sean mucho más rápidos. Martinez lamenta también que en un equipamiento municipal como un mercado no haya alarma.

A Güibas, los ladrones se le llevaron ocho jamones, quesos, anchoas..., todos productos fáciles de vender. A Alegre, seis jamones, dinero de la caja... "Nos ha llegado que vendían jamones de 200 o 300 euros por 30 euros", se queja el vicepresidente del mercado. Alegre enseña a Metrópoli Abierta por dónde salieron -y creen que también entraron- los ladrones: el agujero de una letra de la puerta. Los delincuentes son pequeños y delgados. Ahora, en la entrada se ha puesto una reja.   

UN VIGILANTE DE DÍA

Otra de las afectadas por el robo es Magdalena Serrano, dueña de un bar, El Cafè del Mercat. "Lo tiraron todo por el suelo y se llevaron café, whisky, el bote de las propinas y el mando de las puertas elevadoras", cuenta. Los ladrones también entraron en tiendas que están vacías y en otra de libros. "De día, hay un vigilante. Se puso para evitar los robos a ancianas, pero de noche no hay nadie". El Ayuntamiento de Barcelona, propietario de las instalaciones, lo paga de lunes a jueves y los comerciantes lo hacen viernes y sábados.

Una de las entradas del mercado de la Barceloneta, ahora con una reja / MA - JORDI SUBIRANA
Una de las entradas del mercado de la Barceloneta, ahora con una reja / MA - JORDI SUBIRANA

La lista de comercios asaltados es larga. En la información que publicó este medio el Domingo de Pascua, fuentes policiales señalaban que las paradas arrasadas eran 16. Entonces, se creía que los ladrones eran tres y el Ayuntamiento hablaba de una persona investigada sin dar más detalles.

NEVERAS Y CONGELADORES ABIERTOS 

Justo al lado del bar de Magdalena, Jesús Antón tiene una pescadería. Explica que están arreglando una parada colindante y que los delincuentes les robaron una bolsa con destornilladores. Pero lo peor es que le abrieron neveras y congeladores y perdió pescado por valor de 300 o 400 euros, relata indignado. A Robert Ramos, otro pescadero, le quitaron un cuchillo de grandes dimensiones y un teléfono inalámbrico que estaba dentro de un armario cerrado con un candado y que cayó cuando intentaron abrirlo.

Uno de los accesos al mercado de la Barceloneta / MA - JORDI SUBIRANA
Uno de los accesos al mercado de la Barceloneta / MA - JORDI SUBIRANA

Robert se enteró del robó mientras tomaba un cortado en un bar cercano. Vio pasar coches de Mossos y Guardia Urbana pero no pensó en ningún momento que hubieran robado en el mercado. Se lo dijo un amigo. Dos de los ladrones fueron pillados por la policía allí mismo, casi in fraganti. "Los tenían esposados", concluye.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.