ARCHIVADO EN:

La niña barcelonesa de ocho años que se encontraba ingresada en el Hospital Josep Trueta de Girona, tras medio ahogarse en la piscina de una casa de colonias de Vilopriu (Baix Empordà, Girona), ya está en casa después de haber recibidio el alta médica.

La menor se encontraba en las colonias de la localidad gerundense junto a otros 88 alumnos más de la Escuela Sagrat Cor-Diputació, de Barcelona, colegio que realiza algunas de las actividades veraniegas con sus alumnos en dicha población

Según ha informado Betevé, los hechos se produjeron este miércoles por la tarde, cuando la colegiala se hallaba bañándose en la piscina de la casa de colonias junto a una treintena de niños. La dirección de la escuela ha explicado que la menor estaba en la parte menos profunda de la piscina, y que en ella había adultos vigilando los alumnos. Por causas que se desconocen, su cuerpo apareció de repente flotando con la cara boca abajo. El centro asegura que la actuación rápida del socorrista de la piscina permitió sacar la niña a tiempo y evitar que el estado se agravara.

Tras practicarle maniobras de reanimación urgente, la niña volvió a respirar y recuperó la conciencia. No obstante, dada su delizada situación, se decidió que necesitaba atención médica y se montó un operativo para que fuese trasladada de inmediato, en un helicóptero medicalizado, al Hospital Josep Trueta, donde, tras pasar la noche en observación, ha permanecido ingresada hasta que los facultativos le han dado de alta y ha podido viajar de vuelta hacia Barcelona, con su familia.

El resto de alumnos del centro que estaban con ella de colonias continuarán con la actividad programada en Vilopriu.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.