ARCHIVADO EN:

Un joven de 22 años, drogado, borracho y con antecedentes contra el patrimonio, es el presunto responsable del accidente que la noche del viernes causó la muerte de un matrimonio en Badalona, casi en la frontera con Sant Adrià del Besòs. Este domingo, el Tribunal Superior de Justícia de Catalunya (TSJC), ha decretado la prisión "comunicada y sin fianza" para el chico, que conducía sin carné tras haber perdido todos los puntos.

El siniestro tuvo lugar alrededor de las 20.00 horas en la confluencia de las calles de Alfonso XIII con Joan XXIII de Badalona. Como consecuencia del choque murieron un hombre de 65 años y una mujer de 58, que circulaban en una motocicleta. La causa judicial contra el el joven es por conducir bajos los efectos del alcohol y las drogas, abandono del lugar de los hechos, dos homicidios por imprudencia y conducción temeraria", subraya el TSJC en un tuit. 

OMISIÓN DE SOCORRO

El despacho del abogado de Daniel Vosseler será el encargado de llevar la acusación particular. En conversación con Metrópoli Abierta, el letrado Javier Benito explica que representará a los tres hijos del matrimonio, uno de los cuales se encuentra en Japón. "Ya hemos comparecido ante el juez con uno de los hijos. Pronto lo haremos con los otros dos. Pediremos la mayor de las condenas. Los índices criminales son muy claros. No fue un accidente fortuito. El conductor huyó del lugar. Hubo omisión de socorro y circulaba a 160 km/h. También dio positivo en el test de alcoholemia y de droga por cocaína", relata Benito.

Los hechos previos al accidente se iniciaron en Badalona. El joven circulaba con un Golf GTI que le había dejado un amigo. Cuando vio un control de los Mossos d'Esquadra, al conductor no se le ocurrió otra cosa que pegar un volantazo y huir a toda velocidad de allí en sentido contrario al que llevaba inicialmente. Pisó a fondo el acelerador y puso el coche a 160 kilómetros por hora mientras era perseguido por la policía.

TRES VEHÍCULOS IMPLICADOS

La persecución duró poco. El Golf chocó contra la moto de la pareja. El hombre murió al instante y la mujer unas horas después en el Hospital de Can Ruti. Según el abogado del despacho de Vosseler, en el siniestro se vio implicado otro coche, un Audi que también sufrió daños importantes sin que se haya comunicado el estado de los ocupantes de este vehículo. El joven saló del coche y huyó del lugar del accidente sin comprobar el estado del resto de personas.

Rápidamente la policía se puso en contacto con el titular del Golf, que facilitó a los agentes el nombre de la persona que conducía su vehículo. La policía encontró al joven en un bar próximo y aunque ya había pasado más de una hora del accidente, el conductor dio positivo en drogas y alcohol. La Guardia Urbana de Badalona se ha hecho cargo de la investigación. Uno de los focos será saber en qué circunstancias se produjo el préstamo del vehículo y si el propietario puede haber incurrido en algún ilícito penal.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.