El pasado viernes, 22 de octubre, Cristhian E. V. anunció a través de su cuenta de Instagram que se iba a suicidar. Horas después, la madrugada del sábado, y con algunos de sus familiares presentes, se tiró por la ventana de un quinto piso, en la avenida de la Playa de Sant Adrià de Besòs. Cristhian tenía 15 años. La familia pide determinar si detrás de la muerte de Cristhian podría haber un presunto caso de acoso escolar.

Fuentes de los Mossos d'Esquadra confirman a Metrópoli que un menor de edad se ha suicidado en esta localidad metropolitana y que hay una investigación abierta. Sin embargo, por ahora, las pesquisas no contemplan la hipótesis del bullying. "No hay ningún indicio", apunta una portavoz oficial de la policía autonómica, si bien reconocen que aún es pronto para saber cómo acabará la investigación.

NO SE PUDO HACER NADA POR SU VIDA

De origen hondureño, Cristhian y su madre, junto con su marido, llevaban varios años viviendo en el municipio adrianense. El adolescente había empezado este septiembre un ciclo formativo en la Escola del Treball de Barcelona. “Era un chico muy correcto, igual que su familia”, comentan a Metrópoli algunos vecinos del mismo bloque donde vivía. “Me sentí en shock cuando llamé a la ambulancia”, relata la vecina que vio el cuerpo y llamó a emergencias. “Me pareció que pasaron horas hasta que llegó”. Aunque la ambulancia solo tardó pocos minutos en aparecer, los servicios médicos no pudieron hacer nada por salvar la vida del joven.

El portal del edificio donde Cristhian vivía con su madre en Sant Adrià/ METRÓPOLI
El portal del edificio donde Cristhian vivía con su madre en Sant Adrià/ METRÓPOLI

ACOSO ESCOLAR

A pesar de haber empezado una nueva etapa hacía apenas un mes, Cristhian pudo ser víctima de un presunto acoso escolar en Sant Adrià. “Un niño en especial se metía mucho con él”, explica Maribel, una de las tías del fallecido y la portavoz familiar. 

Los hechos denunciados pudieron suceder cuando el fallecido era alumno del colegio Amor de Déu. Algunas de las amigas de Cristhian fueron las que destaparon, en su mayoría, los episodios. “Les hemos dicho que sean valientes y que denuncien para que esto no se repita más”, comenta Maribel, que quiere dar visibilidad a la muerte de su sobrino para que “sirva de algo”.

'Col·legi Amor de Déu' de Sant Adrià donde Cristhian habría sufrido bullying / COLEGIO AMOR DE DIOS
Colegio Amor de Déu de Sant Adrià donde Cristhian podría haber sufrido 'bullying' / COLEGIO AMOR DE DÉU

Metrópoli se ha puesto en contacto con el centro escolar, pero ningún portavoz oficial ha querido hacer declaraciones. La escuela tampoco ha emitido ningún comunicado. Otras fuentes del mismo colegio aseguran que desconocían que se hubiera producido un posible caso de acoso en el centro. Tampoco sabían nada del fallecimiento del joven. A lo largo de la mañana de este lunes, 25 de octubre, había profesores que aún no conocían la trágica noticia.

AVISO EN REDES SOCIALES

Además de anunciar sus intenciones en redes sociales, Cristhian también comentó a alguna amiga sus episodios de autolesión por WhatsApp. “La chica nos ha enseñado las conversaciones”, explica Maribel. “Mi sobrino le decía que tenía miedo de llegar a cortarse las venas. Aún así, se hacía cortes en los brazos y en las manos”.

De momento, ninguna de las fuentes consultadas han confirmado que el motivo del suicidio de Cristhian fuese el bullying que presuntamente sufrió, hace como mínimo un año, en el colegio Amor de Déu. Algunos de los amigos del joven fallecido se mostraron indignados e impotentes en la misa fúnebre de este lunes, 25 de octubre. 

PLAN DE PREVENCIÓN DE SUICIDIO

Los Mossos d’Esquadra indican que hay una investigación abierta para aclarar la muerte del joven y que no pueden dar más datos del caso al tratarse de un suicidio de un menor. La policía autonómica no ha revelado siquiera si hay interpuesta una denuncia. Tampoco lo ha hecho la Policía Local de Sant Adrià. El Ayuntamiento del municipio se refiere a la muerte del chico como a una “caída” y evita hacer ninguna valoración más. “Solo lamentamos el suceso y trasladamos el pésame a la familia”, ha dicho el regidor Hugo Ferrer.

Tanatorio del Litoral donde ha tenido lugar la misa fúnebre / ALTIMA
Tanatorio del Litoral donde ha tenido lugar la misa fúnebre / ALTIMA

El trágico acontecimiento tiene a toda Sant Adrià devastada y son muchos los ciudadanos que denuncian la inexistencia e ineficacia de los planes de prevención del suicidio. "Que se elaboren unos planes eficientes y que se vigilen todos estos comportamientos, que no se tapen", ha comentado un vecino de Cristhian a Metrópoli. "Yo también soy padre de una niña de 13 años y no me puedo imaginar el dolor de su madre".

Maribel espera que la historia de su sobrino sirva para que sucesos como éstos se eviten en un futuro: "Cristhian ya no está y nada nos lo va a devolver, pero no queremos que sigan pasando estas cosas".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.