ARCHIVADO EN:

La Guardia Urbana de Barcelona investiga a un joven taxista de Barcelona por un delito de lesiones por su implicación en un accidente de tráfico con una motocicleta este lunes en el Eixample. Un testigo afirma a Metrópoli que el taxi se saltó un semáforo en la calle de Compte de Urgell y provocó el choque con un ciclomotor que venía de la calle de Sepúlveda.

Los tres implicados en el siniestro tienen entre 20 y 25 años. El conductor del taxi resultó ileso, mientras que el motociclista y la pasajera sufrieron heridas de gravedad por lo que fueron ingresados en el Hospital Sant Pau. El hombre sufrió la imputación parcial del pie y la mujer sufrió una fractura en una pierna.

SEMÁFORO EN ROJO

Fiaz, un taxista que en ese momento se encontraba detrás del coche que, supuestamente, provocó el accidente, relata que el vehículo había sobrepasado el paso de peatones y que se encontraba parado esperando la luz verde del semáforo. Cree que había dejado a algún cliente y, por ello, se hallaba en esa posición, que le impedía detectar el cambio del rojo al verde.

En un momento determinado, con el disco luminoso del semáforo aun en rojo, el taxi aceleró la marcha con suavidad. "Creo que se confundió. Pensaría que el semáforo ya estaba en verde", señala. Instantes después, la motocicleta, que según Fiaz circulaba por encima de la velocidad permitida, impactó violentamente contra el chasis del coche. El testigo asegura que, tras el choque, el piloto verde de la señal luminosa tardó unos cuatro segundos en encenderse.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.