La Policía Nacional y la Guardia Civil han desarticulado dos bandas dedicadas al tráfico internacional de heroína. La policía ha detenido a 26 personas de diferentes nacionalidad y ha intervenido más de 70 kilos de esta droga.

Ambas organizaciones delictivas operaban independientemente la una de la otra, pero los cabecillas de las bandas en ambos casos eran de origen paquistaní.

REPUNTE DE INTRODUCCIÓN DE HEROÍNA

La investigación arrancó al detectarse un importante crecimiento en los intentos de introducción de heroína en España a través del Aeropuerto de Barcelona en los últimos dos años, según el Ministerio de Interior.

La droga, de gran pureza, era distribuida entre pequeños traficantes, que la manipulaban para multiplicar la cantidad y que la vendían a los toxicómanos, normalmente en los narcopisos del barrio del Raval de Barcelona. En la operación, que llevaba por nombre “Season-Santa Cruz” también han colaborado policías de otros países como Holanda, Bolivia y la República Checa.

MODUS OPERANDI

La forma de actuar de las dos organizaciones era muy parecida, ya que introducían la droga en España a través de maleteros o drivers de nacionalidad paquistaní que captaban previamente. Al principio se dedicaban solo al tráfico de heroína pero más tarde empezaron también a introducir cocaína.

Una de las bandas estaba “perfectamente estructurada” en tres células diferenciadas: una se dedicaba a la captación de personal, otra al tráfico internacional de heroína y la última al de cocaína.

20 de los 26 detenidos, de diferentes nacionalidad, ya han ingresado a prisión.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.