ARCHIVADO EN:

Un juzgado de Barcelona investiga otro caso de agresión a un vigilante de seguridad. El miembro de una banda latina se enfrenta a cargos de intento de homicidio, daños y lesiones por apuñalar a un agente y a su perro

Según han informado fuentes a Crónica Global, la agresión se produjo en la estación del TRAMBesòs de Can Jaumandreu (Barcelona). El vigilante de seguridad se encontraba de guardia cuando recriminó unas actitudes incívicas a un hombre que se encontraba con su mujer y su hija en el tranvía. El acusado, lejos de obedecer a la autoridad, sacó un arma blanca y apuñaló al agente y a su can sin ningún tipo de remordimiento. 

MIEMBRO DE UNA PANDILLA CRIMINAL Y ACUSADO DE VIOLENCIA DE GÉNERO

El objeto punzante atravesó la mano del vigilante e hirió al animal. Ambos fueron trasladados a centros hospitalarios y hoy en día se encuentran bien y en activo. Por su parte, el autor del delito fue arrestado dos días después del ataque. Una campaña animalista puso en el foco el caso, aunque no hizo falta colaboración ciudadana ya que los hechos se produjeron a plena luz del día y diversas cámaras de seguridad pudieron captar lo sucedido. 

En el momento de la detención, el atacante se declaró miembro de la "mara salvadoreña", una organización internacional de pandillas criminales asociadas que se originaron en El Salvador. Tras el arresto el individuo pasó a disposición judicial y quedó en libertad con cargos. Los agentes policiales pudieron saber que la mujer que le acompañaba cuando se produjo el incidente también lo había denunciado por violencia de género