ARCHIVADO EN:

Impactantes imágenes provenientes de los Estados Unidos llenan las redes sociales desde que el miércoles, la familia de Daniel Proud hizo público el vídeo de su muerte para “pedir justicia”.

Se trata de una grabación de la propia policía en la que se observa cómo un grupo de agentes reducen a Proud, lo esposan, le ponen una bolsa blanca en la cabeza y le aplican presión física sobre la cara y la caja torácica hasta que deja de respirar. El hombre muere siete días después en el hospital.

Los hechos sucedieron el pasado 23 de marzo, pero los familiares del fallecido han difundido las imágenes este miércoles porque, desde su punto de vista, la justicia no estaba actuando con la celeridad debida tras más de cinco meses.

PROBLEMAS MENTALES

La noche del 23 de marzo, el hermano de Daniel Proud, Joe, llamó a emergencias al comprobar que éste estaba teniendo un comportamiento “extraño y errático”. El hombre tenía antecedentes de problemas de salud mental.

Daniel había salido de la casa de su hermano, al que había ido a visitar en Rochester. Estaba desnudo y desorientado, corriendo en plena noche mientras llovía. Los policías lo encuentran, le ponen unas manillas y le piden que se siente en el suelo. Daniel no opone resistencia en ningún momento. Tras unos instantes, uno de los agentes le pone una bolsa en la cabeza, en un acto que el The New York Times ha descrito como “propio de otra época”.

 

 

El estado de nerviosismo de Daniel se acrecienta con esa tela tapándole la cara y los agentes le gritan que se tumbe y le presionan la cabeza contra el pavimento durante dos minutos. Después de esto, el hombre ya no responde. La policía intenta reanimarlo y, al ver que no es posible, llaman a una ambulancia. 

POSIBLE CASO DE COVID

En el vídeo se observa como uno de los agentes explica el por qué de la capucha a la técnica sanitaria que viene a reanimar a Proud. Se trata de una herramienta utilizada cuando un arrestado intenta morder o escupir a los policías. En este caso, se utilizó porque Daniel había gritado estar infectado con la Covid-19. Un hecho que no se ha podido demostrar.

En plena crisis por la pandemia, la sanitaria tranquiliza al policía diciéndole que ha hecho “lo correcto”. Sin embargo, tras la muerte de Daniel, la autopsia ha revelado que murió por “complicaciones de asfixia en el marco de una dominación física”.

INDIGNACIÓN EN USA

Estas nuevas imágenes han elevado la tensión racial en Estados Unidos y ya se han producido varias manifestaciones delante la comisaría de Rochester (Nueva York) que la policía ha dispersado con gas pimienta.

Los siete agentes han sido ahora suspendidos del cargo. Se ha abierto una investigación y la alcaldesa de Rochester, Lovely Warren, ha asegurado en una rueda de prensa que se “hará todo lo posible para que la verdad salga a la luz y que se haga justicia”.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.