ARCHIVADO EN:

Agentes de la Guardia Urbana han evitado en la noche de este jueves un nuevo botellón ilegal con la participación de numerosos jovenes barceloneses en Sarrià.

Los efectivos policiales se han personado en el Parc del Castell de l'Oreneta, lugar de reunión de estos jóvenes, para poner fin al encuentro, según ha adelantado El Caso

El pasado jueves, hasta 50 jóvenes se concentraron en el parque de la parte alta de la capital catalana para beber y reunirse con otras personas.

ENCUENTRO HABITUAL

El encuentro es habitual los jueves por la tarde y los vecinos de la zona aseguran que los jóvenes se quedan hasta “bien entrada la noche”. Además, algunos testigos critican los ruidos de los concentrados, así como que se salten el toque de queda que obliga a quedarse en casa a partir de las 22:00 horas.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.