Agentes de la Guardia Urbana de Barcelona desalojaron durante la noche del sábado y la madrugada del domingo a 573 personas por incumplir las medidas sanitarias para frenar la pandemia. Además, junto a los Mossos d'Esquadra denunciaron a otros 112 incívicos.

Pasadas las 00.00, los Mossos se desplazaron a un mirador de Torre Baró al conocer que se estaba celebrando un macrobotellón con 75 personas. Allí, la policía sancionó a todos los participantes por beber alcohol en la calle y no mantener las distancias de seguridad.

CIUDAD VACÍA

Por su parte, la Guardia Urbana desalojaron a más de 500 personas en distintos puntos de la ciudad por no respetar las medidas sanitarias decretadas por la Generalitat. Los agentes sancionaron a 37 personas por el mismo motivo. 

Desde que el Govern decretara las nuevas medidas restrictivas como el cierre de bares, ha aumentado la presencia policial en Barcelona, una ciudad prácticamente desierta durante la noche. Las imágenes callejeras recuerdan a los meses de marzo y abril​ al inicio del estado de alarma.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.