La Guardia Civil ha detenido a un individuo sospechoso de planear un atentado en Barcelona para este mismo fin de semana. El perfil del hombre es el de un lobo solitario que estaba siendo investigado desde hace tiempo y, ante la inmediatez de ese posible atentado, los agentes han irrumpido en su domicilio para acabar con sus planes.

Según informa la benemérita, el arrestado es un joven magrebí que tenía imágenes de la capital catalana en su ordenador. Un grupo de policías del cuerpo se encuentra en estos momentos registrando su domicilio ubicado en la calle Josep Ansel Clavé del barrio Gòtic, entre el Passatge de la Pau y Nou de Sant Francesc, 

COOPERACIÓN INTERNACIONAL

La investigación, que ha sido dirigida desde el Juzgado Central de Instrucción número 4 y de la Fiscalía de la Audiencia Nacional, ha sido realizada de forma conjunta entre la Guardia Civil y la Dirección General de Seguridad del Territorio (DGST) marroquí y ha contado también con la participación destacada del FBI estadounidense.

La cooperación internacional es un factor clave en la lucha contra el terrorismo de ámbito yihadista, donde la alta movilidad de los terroristas y el uso de las redes sociales y aplicaciones de internet condicionan enormemente las investigaciones policiales. Y especialmente en esta investigación, este hecho ha sido sumamente relevante, mantienen fuentes policiales.

CAPTADO DESDE HACE CUATRO AÑOS

En relación con la persona detenida, existían referencias de su radicalización y afinidad al DAESH desde hace al menos, cuatro años, según ha asegurado el cuerpo policial este viernes en una nota de prensa.

Hasta fechas recientes, ese proceso se mantenía bajo una apariencia de discreción, tanto desde el plano físico como virtual, que en ningún caso lo identificaban como un actor crítico. Ha sido precisamente durante la actual situación de estado de alarma cuando dicha radicalización se ha aumentado, activándose "de manera altamente llamativa y preocupante", según la Guardia Civil.

ESTRATEGIA DE DAESH

Las hipótesis policiales iniciales han vinculado que esta activación extrema de su actividad podría haber respondido a los diferentes llamamientos realizados desde la dirección de DAESH para que los actores solitarios, asentados en terreno occidental, se movilicen y realicen ataques en sus lugares de residencia.

Además, el detenido realizaba manifestaciones públicas de su adhesión a los postulados terroristas de DAESH y de odio a Occidente a través de sus perfiles de redes sociales. En el plano físico, y gracias al despliegue policial de vigilancia, se le ha observado incumplir de manera habitual, y sin justificación, las normas de confinamiento establecidas en el marco del estado de alarma, percibiendo como en dichos desplazamientos por la ciudad, lo hacía bajo importantes medidas de seguridad, augurándose una posible búsqueda de objetivos.

La investigación ha servido para determinar que el detenido se encuentra totalmente influido por la propaganda y los postulados de la organización terrorista, habiendo incluso jurado fidelidad al DAESH, circunstancia por la que se le considera una amenaza real para la seguridad.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.