Descontrol absoluto en la segunda noche de macrobotellones en Barcelona por las fiestas de la Mercè. A pesar de que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, aseguró que habría un control masivo para que no se formasen concentraciones fuera de los recintos de los conciertos, unas 40.000 personas se han reunido esta madrugada en la plaza de España, concretamente en la avenida de Maria Cristina.

Miles de jóvenes se han concentrado hasta altas horas de la madrugada en la plaza y en las calles adyacentes, provocando graves destrozos en coches, elementos urbanos y en la Fira de Barcelona. 

ROBOS Y PELEAS

El macrobotellón ha sido un hervidero de peleas y robos, que han estado marcados por múltiples heridos y varios apuñalamientos, según han informado varios testigos a Metrópoli.

Por otro lado, el Servicio de Emergencias Médicas ha tenido que atender a varios jóvenes que han sido heridos por botellas de vidrio, que se han lanzado continuamente durante la madrugada de este sábado.

11 APUÑALAMIENTOS

En la primera estimación de la noche del sábado, calculan que se concentraron unas 25.000 personas en la plaza Espanya y en sus calles adyacentes, unas 2.500 en las playas, unas 1.300 en el paseo del Born y unas 800 en el MACBA, además de los presentes en los botellones de otros puntos de la ciudad.

Además, en el primer balance calculan un total de 11 apuñalamientos en el macrobotellón de plaza Espanya, varias agresiones sexuales (sin determinar), varios hurtos y robos con violencia e intimidación (sin determinar) y muchos otros daños hacia los cuerpos policiales y el mobiliario urbano. 

COCHES Y CONTENEDORES QUEMADOS

En las calles adyacentes a la plaza de España, algunos de los participantes del botellón han quemado coches y contenedores, provocando grandes columnas de humo y graves destrozos.

Además, algunos jóvenes han formado barricadas contra los agentes de la Guardia Urbana que trataban de desalojar la zona. Mientras tanto, muchos otros han lanzado botellas de cristal a los antidisturbios, que se han visto obligados a "refugiarse" en el Palacio de Congresos "por los ataques", según relata un testigo.

FIRA DE BARCELONA

Algunos de los participantes del macrobotellón han destrozado el Palacio de Congresos de la Fira de Barcelona. Tal y como se puede observar en las siguientes imágenes a las que ha tenido acceso Metrópoli, han golpeado los cristales del recinto con fuerza hasta dejarlo destruido: 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.