Un diente roto, un ojo morado y varias magulladuras por todo el cuerpo. Son las secuelas que le han quedado a un joven después de la paliza que le habrían propinado cuatro vigilanes de Rodalies en la estación de Mataró y que ha denunciado públicamente su novia, la jugadora de tenis mesa Galia Dvorak, cuatro veces olímpica.

Galia Dvorak en los Juegos Olímpicos de Tokio / EFE
Galia Dvorak en los Juegos Olímpicos de Tokio / EFE

Los hechos habrían ocurrido el pasado jueves 21 de octubre alrededor de las 8:30h de la mañana, cuando la víctima iba al trabajo. Ya en la estación observó que una interventora tenía retenido a un menor, del que la tenista dice que estaba visiblemente asustado. "Se acercó para interesarse por el chico. Un guardia de seguridad lo empujó y le dijo que no podía hablar con él", expone Dvorak. Y de ahí a la agresión: "Del empujón, cayó al suelo. Tres guardias se unieron para reducirlo mientras lo golpeaban, le cogían del cuello y lo esposaban causándole las marcas que se ven en las fotos. Luego lo levantaron y lo dejaron caer de boca al suelo, rompíendole un diente".

Asegura la deportista que, mientras su chico estaba en el suelo, los vigilantes continuaron increpándolo y le dijeron que "se lo tenía merecido".

Secuelas de la agresión a un joven en la estación de Rodalies de Mataró / GALIA DVORAK
Secuelas de la agresión a un joven en la estación de Rodalies de Mataró / GALIA DVORAK

PIDE AYUDA A LOS TESTIGOS

Tras haber acudido a un centro médico en ambulancia y haber interpuesto denuncia ante los Mossos d'Esquadra, Dvorak pide ahora colaboración para encontrar a los testigos que grabaron la agresión con sus teléfonos móviles. "Cuantas más pruebas, mejor", implora.

"Él si ve a un chico detenido se interesa, entre varios motivos porque ha sido profe durante más de 15 años y sabe cómo tratar con menores. ¿Qué clase de conducta podría justificar que cuatro tíos los llenen de moratones?", expresa.

INVESTIGACIÓN ABIERTA

Desde Rodalies se han apresurado a disculparse con Dvorak y han avanzado que hay abierta una investigación. "No toleramos ninguna actitud extralimitada y sin ajuste al reglamento", han explicado. Una reacción similar a la que ha ofrecido Renfe.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.