La Guardia Urbana de Barcelona ha precintado dos locales de Ciutat Vella en los que se han celebrado fiestas ilegales, sin garantizar las medidas de seguridad y con las salidas cerradas, lo que podría suponer un riesgo para los asistentes en caso de emergencia.

El concejal del distrito, Jordi Rabassa, ha informado de que las fiestas se habrían llevado a cabo en las últimas semanas en establecimientos del barrio Gòtic y de Sant Pere sin ventilación y sin garantizar las medidas sanitarias para evitar la propagación de el covid-19.  En concreto, se trata de un restaurante y una asociación que celebraban fiestas ilegales a puerta cerrada, han confirmado fuentes policiales.

Las mismas fuentes han precisado que ambos locales fueron desalojados por la Guardia Urbana cuando aún había gente en su interior, que pagaba para poder acceder a los eventos y que consumía bebidas sin respetar las medidas para prevenir el covid-19.

Tras las intervenciones, se han abierto sendos expedientes sancionadores y se ha precintado los locales de forma cautelar.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.