La familia y amigos de Rodrigo Lanza, el acusado por el asesinato de Víctor Láinez, han denunciado en un comunicado que la víctima lo amenazó con una navaja antes de que se produjera la agresión que desencadenó en su muerte.

Lanza fue condenado en 2006 por dejar tetrapléjico a un agente de la Guàrdia Urbana en Barcelona, un caso que despertó mucha polémica y sobre el que documental Ciutat morta. Crónica del caso 4F puso en tela de juicio si la condena era fruto de un montaje policial.

Esta semana, la Policía Nacional ha detenido a Lanza en Zaragoza por el presunto asesinato de Laínez. Según el comunicado de la familia, Lanza se giró y vio a Láinez con una navaja en alto, le dio una patada para evitar la puñalada, pero como Láinez no se detuvo, decidió darle con el puño", explica.

En el comunicado también se hace referencia a los momentos previos a la agresión en el bar, aduciendo que Láinez le preguntó a Lanza su nacionalidad, a lo que él le contestó que era chileno, por lo que, según la versión de la familia, recibió insultos como "sudaca de mierda".

Asimismo, se esgrime que durante la estancia en el establecimiento, Lanza tuvo "miedo porque le pareció que Láinez estaba avisando desde su teléfono móvil a otras personas".

CHAQUETA NEGRA CERRADA

Por otro lado, se afirma que Láinez llevaba "una chaqueta negra cerrada", por lo que Lanza no pudo ver, en ningún momento, "si llevaba o no tirantes con la bandera de España".

La familia y amigos quieren denunciar "las innumerables presiones y amenazas" que han recibido y la vulneración de "la intimidad y presunción de inocencia" de los acusados.

Como está decretado el secreto de sumario en la investigación del asesinato, se desconoce si Lanza, que esta versión ha pasado a disposición judicial, ha dado esta misma versión a la Justicia

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.