La cinta policial de los Mossos d'Esquadra revela el último robo sufrido en un bazar del barrio del Besòs i Maresme. El comerciante muestra a través del móvil las imágenes de los cristales rotos y las destrozas que causaron los intrusos el pasado 11 de febrero. Los propietarios de la tienda, un matrimonio de origen chino, se encuentran desbordados. En dos años, han robado en su local seis veces. De poco ha servido el letrero anunciando videovigilancia y una alarma. La puerta, reforzada con una plancha de aluminio, tampoco ha ahuyentado a los ladrones.   

En los últimos meses, los episodios de robos se han repetido en numerosos comercios y locales del barrio. A unos metros de este local de la Rambla Prim, la puerta acristalada reventada de una inmobiliaria señala otro robo reciente. Hace dos semanas, alguien golpeó la puerta de este negocio, pero no consiguieron llevarse nada de valor. 

CACEROLADAS CONTRA LA INSEGURIDAD

Vecinos y comerciantes siguen denunciando los numerosos robos y atracos en la calle que sufre este barrio del distrito de Sant Martí. El pasado agosto, el hartazgo de los vecinos se canalizaba a través de protestas con caceroladas. La percepción de inseguridad sigue instalado entre un vecindario impotente e intimidado por los atracos que se producen también a plena luz del día.

Puerta de cristal reventada en un negocio inmobiliario / G.A
Puerta de cristal reventada en un negocio inmobiliario / G.A

A pesar de haber sufrido dos robos en 2019, Núria, dueña de una tienda de electrodomésticos, no tiene esa percepción. "Cada uno lo vive a su manera. Es verdad que no vivo aquí", cuenta esta mujer. A partir del segundo robo el noviembre pasado, esta empresaria instaló cámaras de seguridad. En las dos ocasiones, los ladrones accedieron al interior del local rompiendo los cristales de la puerta.

TRAPICHEO 

Fuentes de ERC conocedoras de la realidad del barrio admiten que la situación "no ha mejorado" respecto a la situación del pasado verano. El trapicheo de marihuana es muy activo en alguno de los puntos del barrio como la calle Jaume Huguet que registra decenas de pisos ocupados. Una vecina, que evita dar su nombre, señala que existe una plantación de marihuana en su interior. 

Una miembro del partido del republicano explica que las redadas policiales en el Raval tienen un efecto dispersión y que la droga se desplaza hacia otros lugares. "La política de seguridad no se debe basar únicamente en la acción policial. Es necesario un plan de choque social, una mirada larga", apunta. 

 

robo besos
Entrada del bazar que ha sido víctima de hasta seis atracos / G.A

En el bazar chino de la rambla Prim, sus propietarios se han planteado marcharse del barrio. Otra vecina, que prefiere mantenerse en el anonimato, abandonó su piso hace dos años. Hartos de peleas y robos,  ella, su marido y su hijo se instalaron unas calles más lejos. "Aunque estamos cerca hay mucha diferencia de un lugar a otro. El barrio se ha convertido en un polvorín. La gente tiene pánico y nunca denuncia", asegura.

POCA PRESENCIA POLICIAL

En diciembre, esta mujer presenció como un grupo de jóvenes rodeaban a un matrimonio con un bebé y les robaban. Pocos días antes, otro grupo acorraló a un chico y le dieron una paliza para quitarle la mochila. El trabajador de una farmacia del barrio denuncia los numerosos robos que ha sufrido ya sea con arma blanca e incluso con una jeringuilla. "Hace falta más presencia policial", señala.

Desde ERC, apuestan por no "estigmatizar" la zona y subrayan el "potencial" del barrio gracias a su fuerte tejido asociativo. "Es un barrio orgulloso y lo único que hay que hacer es ayudarlo", explican. 

WhatsApp Image 2020 02 21 at 18.24.32 (1)
Cristales rotos en el bazar, tras sufrir uno de los seis robos /G.A

El pasado noviembre, el presidente del distrito de Ciutat Vella, el republicano Jordi Coronas, visitó el barrio de noche para escuchar las demandas de los vecinos. Allí, el concejal pudo ver los restos de las hogueras y barbacoas que tienen lugar  en un parque infantil. Las estacas de madera que rodeaban los columpios desaparecieron entre las llamas después que estas personas las utilizaran para calentarse. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.