ARCHIVADO EN:

Este domingo se cumple un año de la muerte de Edu Colmena, exluchador de grecorromana y vecino del barrio de Baró de Viver. Su asesino, Pedro Santiago, juró a gritos que lo mataría y, tras cumplir su cometido, fue detenido un mes después del crimen en el sur de España, donde había huído con su familia después de cometer el delito.

LUCHADOR QUE PLANTÓ CARA

Los problemas de Colmena en el barrio, que fue subcampeón de España y campeón de Cataluña en lucha grecorromana, comenzaron tras un encontronzado con el padre del criminal, Jesús Santiago. El vecino vio como 'El Patriarca' agredió con su bastón a una mujer que se encontraba en la calle con sus dos hijas, a las que también acabó golpeando.

Ante esta situación, el residente de Baró de Viver no dudó en enfrentarse al agresor, al que tumbó y le rompió el bastón en su rodilla. Este incidente, que puso en evidencia que Colmena no se amedrentaba ante el clan de 'Los Pistoleros' que tenían amenazado a todo el barrio, inició una constante que acabó con la vida del luchador.

'EL PAYO LOCO'

El clan gitano interpretó la agresión como una humillación a la familia, por lo que desde aquel día los intentos de asesinato al vecino se convirtieron en una constante. Entre las amenazas que logró neutralizar se encuentra, incluso, el ataque con una katana de un miembro de la familia de 'Los Santiago', cuyo mote de pistoleros era una referencia a la habitual praxis de confrontación armada que les caracterizaba.

Los enfrentamientos crónicos de Colmena el acabaron conviertiendo en el defensor del barrio, ya que no dudaba en plantar cara a aquellos miembros que amedrantaban a los residentes. Por ello, en el clan le conocían como 'El Payo Loco', a quien tenían cruzado por frustar las acciones violentas de los miembros de la familia.

PEDRO, EL MÁS PELIGROSO

La salida de Pedro Santiago de la cárcel lo complicó todo todavía más. El miembro más conflictivo de la familia era, a su vez, hijo de Jesús, quien fue neutralizado por Colmena tras la agresión que cometió con su bastón. El conflicto directo con el ex prisionero se produjo después de que Edu conociera que Pedro había propinado una bofetada a una amiga, momento en el que se inició un seguido de amenazas entre la que se incluyó el juramento de matar a colmena.

Horas después de que agentes de los Mossos d'Esquadra aconsejaran a Colmena marcharse un tiempo del barrio, a lo que él se negó, se produjo el crimen. Tras un día de guardia con distintos miembros de 'Los Santiago' por Baró de Viver, el fallecido salió solo a pasear al perro cuando cayó la noche. En ese momento, Pedro Santiago sorprendió por su espalda al exluchador disparándole, entre otros lugares, en la cabeza, lo que acabó con su vida instantáneamente.

Tras el crimen, algunos vecinos optaron por contraatacar y, después de una manifestación en el paseo de Santa Coloma un día después de su muerte, asaltaron al casa del asesino destrozándola y, finalmente, prendiéndole fuego.

HOMENAJE A EDU

Este fin de semana se cumple un año del asesinato, por lo que los residentes rendirán homenaje en el centro cívico del barrio a un vecino que es recordado como un defensor de Baró de Viver ante el miedo que instauró el clan de 'Los Pistoleros'.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.