Dos agentes de la Guardia Urbana de L'Hospitalet de Llobregat sufrieron heridas de diversa gravedad este lunes por la tarde después de sufrir una agresión por parte de dos hombres de nacionalidad española.

Los hechos ocurrieron en el barrio de Collblanc cuando los policías detectaron a dos personas, un padre y un hijo, bebiendo cerveza en la calle. Los agentes les avisaron que dejaran de consumir alcohol y estos les respondieron que no estaban bebiendo cerveza. 

"ACTITUD AGRESIVA"

Cuando los agentes se disponían a identificar a los individuos y a denunciarlos, estos empezaron a mostrar una "actitud agresiva" y empezaron a agredir a los guardias con puñetazos y patadas, según fuentes del sindicato SPL-CME de la Guardia Urbana de L'Hospitalet, que se ha hecho eco de lo sucedido en Twitter. En un momento del ataque, un policía que estaba en el suelo recibió un puntapié en la cabeza.

Varias patrullas de la Urbana acudieron en ayuda de los agentes y detuvieron a los dos hombres por atentado a la autoridad. El hijo, de unos 20 años, de complexión fuerte, se resistió durante un tiempo a la actuación policial. Ambos policías se encuentran de baja laboral debido a los golpes que sufrieron.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.