Segundo macrooperativo en Barcelona en menos de un mes. El pasado 27 de agosto los agentes policiales arrancaron el dispositivo Draga que se saldó con 70 detenciones. En este caso, una redada con más de 100 agentes ha acabado con la detención de 17 personas por infracción de la ley de extranjería. Según los Mossos d'Esquadra​, los arrestados acumulan más de 150 detenciones, la mayoría por robos y hurtos

En el dispositivo han participado agentes de la Guardia Urbana, los Mossos d'Esquadra y la Policía Nacional. 

BALANCE FINAL

El operativo ha finalizado con un balance de dos investigados por apropiación indebida de un teléfono móvil, una persona denunciada por tenencia de hachís y 17 detenidos en el marco de la aplicación de la ley de extranjería. 

En el centro de Seguridad y Protección Civil del suburbano de la ciudad, se han ubicado efectivos policiales para monitorear el operativo a través de la videovigilancia que se encuentra en estas instalaciones. En el marco de este dispositivo se ha contado con la cooperación y colaboración de los centros y departamentos de Seguridad de TMB, Renfe y Adif.

SEGUNDO MACROOPERATIVO

El dispositivo Draga tiene un doble objetivo: la prevención de hurtos en el transporte público y la neutralización de los delincuentes que diariamente actúan en el metro.

El cuerpo policial se ha desplegado sobre las 12:00 horas en varias estaciones de metro y de tren de Barcelona en una nueva operación contra los carteristas reincidentes de Barcelona. 

MÁS DE 100 CARTERISTAS DIARIOS

Según la Guardia Urbana y los Mossos, cada día hay entre 80 y 100 carteristas –la mayoría de ellos reincidentes– que se pasean por los vagones del metro con el objetivo de hurtar a los usuarios del transporte público.

Esta actuación se lleva a cabo tras el incremento en un 30% de los robos violentos en la capital catalana en lo que llevamos de año y cuando la consejería de Interior insiste en su petición de que se reforme el código penal para dar más herramientas para alejar a los delincuentes de los puntos en los que acostumbran a cometer los delitos.