Los Mossos d'Esquadra han detenido en la madrugada de este miércoles a un hombre en el Prat de Llobregat por conducir a 210 kilómetros por hora en un tramo que está limitado a un máximo de 80 km/h.

Los hechos han sucedido hacia las 01.00 horas, cuando el conductor de 20 años y nacionalidad holandesa fue captado por una dotación de tráfico que realizaba un control de velocidad planificado en la C-31, según ha detallado la policía catalana.

SIN PERMISO DE RESIDENCIA

Los efectivos policiales detuvieron al hombre por circular a una velocidad penalmente punible, ya que prácticamente triplicaba la máxima permitida en la vía. Previamente se identificó al conductor, quien no tenía permiso de residencia.

El arrestado pasó a disposición judicial y el juez instructor decretó su libertad con cargos. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.