ARCHIVADO EN:

Un hombre ha sido detenido este miércoles en Esplugues de Llobregat (Barcelona) por agredir a dos policías locales. Los agentes le llamaron la atención al detectar que intentaba saltar una valla de un recinto privado en la calle de Maria Aurèlia Capmany. El hombre reaccionó atacándoles con un alambre que se encontró en el suelo.

Los Mossos d'Esquadra descartan un ataque terrorista, como señalan otras fuentes policiales, que señalaban que el hombre había gritado "¡Allahu akbar!" (Dios es grande, en árabe). Se trata de una frase habitualmente usada entre la población musulmana, pero que también se ha escuchado en voz de los yihadistas justo antes de cometer atentados.

REACCIÓN VIOLENTA

Fuentes de los Mossos desvinculan el acto con un atentado y describen una "reacción violenta" del individuo cuando los agentes se aproximaron a él. Los policías sufrieron heridas de carácter leve y el hombre ha sido arrestado por un delito de atentado a los agentes de la autoridad.

Fuentes cercanas al caso apuntan que el hombre podría padecer alguna enfermedad mental. Este jueves pasará a disposición judicial. 

CÉDULA YIHADISTA

Este suceso tiene lugar un día después de que la Policía Nacional, junto a la policía europea Europol y el FBI, desmantelaran una célula yihadista formada por cinco miembros. Cuatro de ellos fueron detenidos en Barcelona y otro en Madrid. Los agentes investigaban a estos jóvenes radicalizados desde hacía meses. 

El líder la cédula, de entre 18 y 21 años, pretendía atentar en Barcelona. La operación se precipitó cuando los agentes detectaron que el grupo estaba haciendo gestiones para comprar una metralleta Kaláshnikov. 

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.