Los Mossos d'Esquadra han detenido a un joven de 24 años, vecino de Rubí, por conducir bajo los efectos del alcohol y en dirección contraria por la autovía A-2 a la altura de Cornellà de Llobregat.

Según ha explicado la policía catalana, los hechos ocurrieron durante la madrugada del pasado domingo 2 de mayo, cuando una dotación de tráfico observó a un turismo que circulaba en dirección contraria por el carril izquierdo y que hizo caso omiso a los avisos de los policías.

2 KILÓMETROS EN DIRECCIÓN CONTRARIA

Los agentes alertaron a otras dotaciones policiales e iniciaron la persecución usando las luces y las señales acústicas para parar el vehículo y avisar al resto de usuarios de la vía.

Durante el seguimiento, que duró más de dos kilómetros, el conductor hizo eses de izquierda a derecha, a pocos centímetros de colisionar con la barrera que separa los dos sentidos de la marcha, y dos vehículos tuvieron que realizar maniobras evasivas para evitar la colisión.

Finalmente, los agentes lograron detener el vehículo a la altura de Cornellà y retirarlo de la vía con seguridad.

BORRACHO Y CASO OMISO A LOS AVISOS

El conductor se sometió a las pruebas de alcohol y dio un resultado de 0,95 mg/l en aire espirado.

Ante los hechos, los agentes detuvieron al hombre como presunto autor de un delito de conducción bajo los efectos del alcohol, conducción temeraria y originar un grave riesgo para la circulación.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.