Los Mossos d'Esquadra han detenido este domingo en Barcelona a una mujer de 53 años, vecina del Raval, como presunta autora del homicidio de otra mujer, según ha informado el cuerpo policial en un comunicado. Ambas mujeres mantuvieron una fuerte discusión y la detenida presuntamente habría herido de muerte a la otra mujer con un arma blanca. 

El Área de Investigación Criminal de la Región Policial Metropolitana de Barcelona se ha hecho cargo de las investigaciones y, según informa El Periódico, ambas mujeres mantenían una relación sentimental desde hacía 15 años. Las discusiones y peleas eran continuas hasta el punto de que los Mossos d'Esquadra habían estado en el lugar de los hechos horas antes del homicidio.

Durante toda la noche la Policía autonómica recibió llamadas de los vecinos alertando primero de las discusiones y luego de la muerte de la mujer. Al parecer, sobre las tres de la madrugada Ana, la presunta homicida, llamó a los timbres de los vecinos mientras gritaba: “¡Que la he matado!”. Los servicios de emergencia ni siquiera llegaron a practicar la reanimación a la víctima. La detenida se encuentra en dependencias policiales a la espera de pasar a disposición judicial.

UNA LACRA INVISIBLE

Tras conocerse la noticia, el Observatorio Español contra la LGBTfobia y el colectivo Colega-Madrid han pedido una ley con medidas de protección y recursos similares a los que se destinan a las víctimas de violencia de género para que la violencia entre parejas de gais y lesbianas deje de ser "invisible" y "de segunda categoría".

Según señalan en un comunicado recogido por EFE, el desenlace "era esperable" por los vecinos, que asistían con impotencia a la violencia de una mujer sobre la otra, incluso denuncian haber visto en la fallecida "secuelas de violencia física a menudo". Sin embargo, indica Colega, la Policía no pudo intervenir en ninguna ocasión por falta de denuncia.

"La violencia doméstica o intragénero en parejas homosexuales es una realidad invisible y un gran tabú que sufren en silencio muchos gays y lesbianas en nuestro país, y que generalmente no se denuncia y no se contabiliza", subraya el colectivo, que explica que estudios realizados en EEUU, Canadá o Australia establecen que las tasas de violencia en hogares gay-lésbicos son comparables o incluso superiores a los hogares heterosexuales.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.