Los Mossos d'Esquadra y la Guardia Urbana de L'Hospitalet de Llobregat desmantelaron este martes un narcopiso de basuco, cocaína adulterada más barata y adictiva. Los agentes encontraron a nueve personas en el interior del piso y detuvieron, al menos, a una de ellas, acusado de dirigir este punto de venta de droga ubicado en la avenida de Severo Ochoa, uno de los puntos calientes del trapicheo en la segunda ciudad catalana.

DINERO EN EFECTIVO Y DOSIS

Los agentes investigaban desde hacía meses el piso que registraba un continuo trajín de consumidores que entraban y salían con sus dosis. En un momento determinado, estos empezaron a consumir dentro, convirtiendo el apartamento en un narcopiso.

La policía irrumpió en el piso a las 06.00 horas después de que un juez diera luz verde al registro de la vivienda. En el interior encontraron dinero en efectivo, 10 gramos de la sustancia y una o dos dosis listas para consumir. 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.