La Guardia Urbana de Badalona ha denunciado a más de 50 personas que participaban en un pícnic en los alrededores del campo de fútbol Vidal i Barraquer, situado en el barrio de Llefià, por incumplir la normativa sanitaria decretada para atajar la pandemia.

Tal como ha informado el ayuntamiento, la policía municipal intervino el pasado sábado después de que decenas de personas se congregaran al aire libre y consumieran bebidas y alimentos en la vía pública, lo que está prohibido por la pandemia.

FIESTAS ILEGALES EN BADALONA

El mismo sábado por la noche, la Guardia Urbana desmanteló también tres fiestas ilegales en domicilios, cuyos propietarios fueron denunciados, así como una cuarta que se estaba celebrando en un bar del barrio de Bufalà, donde la policía levantó acta contra el dueño del local.

400 INFRACTORES EN BARCELONA

Además, la Guardia Urbana de Barcelona disolvió, durante la noche de este viernes, dos botellones en los que participaban unas 200 personas, lo que asciende el total a 400 infractores.

El primero de los botellones se desarrollaba en los jardines de las Tres Xemeneies, al final de la avenida del Paral·lel, en el barrio del Poble-sec, donde los agentes de la policía municipal desalojaron a dos centenares de personas que se habían concentrado en la zona para beber alcohol sin respetar las medidas anti-covid.

Pasadas las 22:00 horas de la noche, cuando da comienzo el toque de queda, otras 200 personas fueron desalojadas del paseo de Lluís Companys, junto al Arc de Triomf

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.