Conmoción en Camp de l’Arpa del Clot (distrito de Sant Martí) por un supuesto caso de abusos sexuales. Según ha podido saber betevé, una exmonitora del esplai Kasperle, situado en el número 101 de la calle Freser, habría presentado una denuncia tras años de acosos en el centro.

La denunciante se habría querellado contra el esplai y dos de sus excompañeros, también monitores, que entonces tenían 17 y 20 años. Unos hechos que ocurrieron hace 14 años, en el período comprendido entre 2006 y 2009, ha explicado la víctima a la televisión local. “Me cogían el móvil y se hacían fotos de los genitales”, ha detallado antes de añadir que le llegaron a hacer tocamientos. “Estaba totalmente normalizado (…) Me rodearon y me obligaron a quitarme la ropa, el resto de monitores miraba”, recuerda.

Tras años de supuestos abusos, la agredida asegura padecer un trastorno por estrés postraumático y dificultades para conciliar el sueño. Lamenta igualmente no haber podido explicarlo abiertamente hasta ahora por el sufrimiento que lo provocaba.

COMUNICADO DEL ESPLAI

A través de un comunicado difundido en las redes sociales, la dirección del esplai Kasperle informa que recibió la denuncia el pasado 13 de enero y reivindica el rechazo “total a cualquier tipo de agresión o violencia física, sexual y psicológica que atente contra la integridad y la dignidad” de las personas. “Por esto queremos mostrar nuestro apoyo a la agredida”, añade.

Desde el centro apuntan también a que su equipo de monitores sigue un “protocolo contra agresiones sexuales” aprobado hace dos años.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.