Los índices de criminalidad se han desplomado un 40,6% en Barcelona durante los primeros nueve meses de 2020. La caída es casi generalizada en todos los delitos, a excepción de los secuestros y el tráfico de drogas. El número de delitos acumulados entre enero y septiembre es de 89.069 frente a los 150.015 del mismo periodo del año pasado.

La estadística ha sido elaborada por el Ministerio del Interior a partir de las denuncias ciudadanas presentadas a los distintos cuerpos policiales. Así, los homicidios bajan un 26,7% (pasan de 15 a 11), mientras que los asesinatos en grado de tentativa u homicidios dolosos lo hacen un 13,2% (de 38 a 33). Sin embargo, el mayor descenso es en los hurtos, concretamente un 58,1%. De 83.965 se reducen a 35.187.

LA RECLUSIÓN Y LA FALTA DE VISITANTES, LAS CAUSAS

Fuentes policiales consultadas por Metrópoli Abierta achacan este descenso a la pandemia, a los tres meses de reclusión durante la primavera y a la inexistencia de turistas. “Muy probablemente cuando se recupere la normalidad, los delitos volverán a crecer”, añaden. De hecho, y a pesar de esta notable caída, la inseguridad sigue siendo el problema más grave para el 12,4% de los los barceloneses, según el barómetro municipal presentado este diciembre.

También van a la baja un 38,1% los robos con fuerza en domicilios, establecimientos y otras instalaciones (de 7.142 a 4.421). En el caso concreto de robos con fuerza en viviendas, el descenso es de un 32,7%, hasta los 2.839 delitos frente a los 4.219 del año pasado. Por el contrario, el tráfico de drogas ha crecido en la ciudad un 56,6% durante la crisis sanitaria (de 380 a 595 denuncias), al igual que los secuestros. Si entre enero y septiembre de 2019 no hubo ningún secuestro, este año se ha producido uno.

Índice de criminalidad en Barcelona en 2020 / MINISTERIO DEL INTERIORÍndice de criminalidad en Barcelona en 2020 / MINISTERIO DEL INTERIOR

MENOS ROBOS DE VEHÍCULOS

Las sustracciones de vehículos también se han desplomado, hasta un 44,8%, con 1.842 casos frente a los 3.336 del año pasado, al igual que los delitos graves y menos graves de lesiones y riña tumultuaria, que se reducen un 22%. De 2.408 denuncias se pasa a 1.879, y los robos con violencia e intimidación, que caen un 33,2%. A pesar del descenso, 7.212 ciudadanos han sufrido en sus carnes un robo violento. Entre enero y septiembre de 2019 fueron 10.799.

Los delitos contra la libertad e indemnidad sexual también bajan en términos generales un 14,2%, de 625 a 536. En este apartado, y de forma más concreta, el Ministerio del Interior detalla que entre enero y septiembre de este 2020 se han producido 95 agresiones sexuales con penetración –en 2019 fueron 110-, un 13,6% menos. El resto de delitos sexuales caen un 14,4%, de 515 a 441.

Finalmente, el Gobierno central informa de otras 37.352 infracciones penales que no especifica, un 9,6% menos que el año pasado cuando fueron 41.307.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.