ARCHIVADO EN:

La jueza del crimen de Baró de Viver ha sentenciado a 18 años y tres meses de cárcel a Pedro Santiago y Olga Buendía, los dos acusados, que la semana pasada ya fueron declarados culpables de la muerte a tiros de Edu Colmena por parte de un jurado popular.

La magistrada les impone 17 años de prisión por asesinato con alevosía y otros 15 meses por tenencia ilícita de armas. Además, ambos pasarán diez años de libertad vigilada después de cumplir la pena de cárcel, y tendrán una orden de alejamiento de un kilómetro de los familiares de la víctima.

Del mismo modo, los dos asesinos deberán indemnizar económicamente a la familia del fallecido. Tendrán que pagar 60.000 euros al padre y la madre de la víctima, 40.000 euros a cada hermano, 250.000 euros a la viuda y 300.000 euros a su hija.

LA NOCHE DEL CRIMEN

La sentencia de la jueza da por bueno el veredicto del jurado popular, que después de escuchar a las partes considera probado que Pedro y Olga asesinaron a Edu la noche del 22 de diciembre de 2018, motivados por una enemistad entre familias. El autor de los disparos fue Pedro, que era miembro de un clan conocido en el barrio como Los Pistolas, con el que Colmena mantenía un enfrentamiento. 

Según figura en el escrito de la fiscalía al que tuvo acceso Metrópoli Abierta, aquella noche Pedro y Olga "fueron al encuentro de Eduardo, portando Olga, en un primer momento, un arma de fuego que entregó a su marido Pedro, mientras se aproximaban a Eduardo, a la par que le decía: 'Mátalo'". A continuación, sigue el escrito, "el imputado tomó el arma de fuego que le había sido entregada" por su mujer "y dirigiéndose hacia Eduardo le disparó en el tórax y en la cabeza al menos en tres ocasiones". Edu tenía 42 años.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.