La Guardia Urbana de Barcelona ha informado este viernes de la denuncia contra un conductor que circulaba a 160 kilómetros por hora y en estado de embriaguez por la ronda Litoral.

Los hechos ocurrieron durante la mañana de este jueves, día de Sant Joan, cuando los agentes pararon al vehículo en un dispositivo estático de control situado en la misma ronda.

Según ha explicado la policía municipal, el conductor casi triplicaba la velocidad máxima permitida, al circular a 160 por un tramo en el que el límite es de 60 kilómetros por hora.

Además, el hombre dio positivo en el test de alcoholemia, con 0,31 miligramos por litro en aire aspirado, cuando la tasa máxima permitida es de 0,25 miligramos por litro.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.