Agentes de los Mossos en el metro de Barcelona / MOSSOS D'ESQUADRA
Agentes de los Mossos en el metro de Barcelona / MOSSOS D'ESQUADRA

Condenan a tres radicales por una paliza a un independentista en el metro

Cada uno de los agresores deberá pagar una multa de 690 euros por el ataque

Guardar
Periodista

Tres radicales han aceptado este martes una multa de 690 euros cada uno por agredir a tres jóvenes en septiembre de 2018 en el metro de Barcelona, al identificar a una de las víctimas como independentista, y por mantener expresiones y actitudes homófobas.

La Audiencia de Barcelona ha condenado a los tres acusados después de que estos hayan reconocido los hechos gracias a un acuerdo entre la defensa y el ministerio público, única acusación en el juicio, y que inicialmente pedía para los acusados 1 año y 9 meses de prisión.

La sentencia de conformidad dictada por el tribunal les ha impuesto una pena de prisión de 2 meses y 25 días, que ha sido sustituida por una multa, al ser una condena inferior a 3 meses de cárcel. Además, los tres acusados deberán asistir a un curso sobre diversidad, no-discriminación e igualdad de trato, a cargo de la consellería de Justicia, y también se les ha impuesto la prohibición de comunicarse y acercarse a más de un kilómetro de las víctimas.

TRAS UNA MANIFESTACIÓN

Los acusados venían de participar en una manifestación de signo antiindependentista cuando cogieron el metro de la en la estación de Plaza España de la L1. En la parada de Clot subió una de las víctimas y se situó a unos metros de los autores. Llevaba puesta una camiseta donde se leía Euskal Herria y uno de los autores le reconoció como independentista.

"Indepe de mierda, vamos a darnos, terrorista, guarro", le gritó uno de los acusados a una de las víctimas, que también escupió al suelo en señal de rechazo. Las agresiones verbales pasaron a físicas, motivo por el que uno de los acusados le dio una patada y un manotazo a una de las víctimas, que terminaron por recibir otras dos personas que se interpusieron para tratar de proteger al otro agredido.

Los otros dos acusados permanecieron junto al tercero sin tratar de impedir la agresión, en actitud amenazante para disuadir a los acompañantes de una acción defensiva. Los Mossos d'Esquadra se interpusieron entre los acusados y una de las víctimas para evitar nuevas agresiones y, ya en el andén, uno de los autores le gritó al principal agredido "te voy a ensartar y te voy a reventar, vas a acabar como palomino, maricón de mierda". Durante el episodio, los acusados profirieron expresiones neonazis como sieg heil, e hicieron el gesto de levantar el brazo.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.