ARCHIVADO EN:

La Diputació de Barcelona ha pedido a los cazadores extremar los sistemas de información y vigilancia durante las batidas tras la muerte de un poni por el disparo de un cazador este fin de semana en el Parque del Garraf, incluido dentro de la Xarxa de Parcs Naturals.

En un comunicado este martes, la Diputació ha lamentado el incidente y ha subrayado que todo apunta que durante la batida, que estaba autorizada y señalizada, "varios ejemplares de ponis se acercaron en la zona provocando la confusión del cazador, que acabó abatiendo al animal".

Se trata del primer incidente de estas características desde que este ganado vive en el Parque del Garraf, hace cuatro años, "llevando a cabo una importante tarea de pasturaje y limpieza del sotobosque".

LA VERSIÓN DEL CAZADOR

Según la Fundació Miranda, que liberó a los animales en la zona, el cazador les habría asegurado que se trató de "un error por su parte" al creer que el poni era en realidad otro animal como un jabalí. La entidad aclara igualmente que el disparo se produjo a diez metros de la carretera, con otras personas cerca y buena visibilidad", por lo que les "cuesta de entender" la confusión.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.