Los Mossos d'Esquadra desarticularon el 29 de julio una organización criminal que se dedicaba a robos con fuerza en domicilios del Barcelonès, Baix Llobregat y Vallès Oriental, según ha informado la policía catalana en un comunicado este viernes.

La investigación empezó en enero cuando se produjo un incremento de los robos con fuerza en viviendas por el método de la escalada de fachadas en L'Hospitalet de Llobregat y tuvieron indicios de que los investigados habían participado en ocho robos en casas en L'Hospitalet de Llobregat, Molins de Rei, Sant Feliu de Llobregat y Cornellà de Llobregat.

Durante el confinamiento por la crisis sanitaria los robos pararon, pero una vez finalizado este periodo los investigados retomaron la actividad delictiva, con robos en casas de Collbató y de Lliçà d'Amunt y también se realizaron venta de drogas y tenencia ilícita de armas.

TRES ARRESTADOS

El 29 de julio se realizaron siete entradas y registros, dos en Barcelona, dos en Cornellà y tres en L'Hospitalet, donde los agentes localizaron joyas, relojes y otros objetos de valor robados, además de una pistola, 10.000 euros en efectivo, 100 gramos de cocaína y sustancia de corte preparada para su venta al detalle.

Detuvieron a tres personas, de entre 20 y 28 años, y denunciaron a una cuarta, y los tres arrestados pasaron a disposición judicial y se decretó el ingreso en prisión del jefe del grupo y la libertad con cargos del resto. Además, la investigación sigue abierta y la policía catalana no descartan nuevas detenciones.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.