La Guardia Urbana de Barcelona disolvió, durante la noche de este viernes, dos botellones en los que participaban unas 200 personas, lo que asciende el total a 400 infractores.

El primero de los botellones se desarrollaba en los jardines de las Tres Xemeneies, al final de la avenida del Paral·lel, en el barrio del Poble-sec, donde los agentes de la policía municipal desalojaron a dos centenares de personas que se habían concentrado en la zona para beber alcohol sin respetar las medidas anti-covid.

Pasadas las 22:00h de la noche, cuando da comienzo el toque de queda, otras 200 personas fueron desalojadas del paseo de Lluís Companys, junto al Arc de Triomf. En ninguno de los dos casos no se produjeron incidentes en el momento de la actuación policial.

UN HECHO HABITUAL

Los jardines de las Tres Xemeneies y la zona del paseo de Lluís Companys y el Arc de Triomf se han convertido en las últimas semanas en escenario habitual de botellones, sobre todo después de que la Guardia Urbana comenzase a precintar en las noches de los días festivos y fines de semana la zona central del paseo del Born, que este invierno ha sido un lugar de encuentro de jóvenes que se reunían para beber alcohol en la calle.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.