ARCHIVADO EN:

Agentes de los Mossos d'Esquadra han interrumpido una partida de póquer y la venta de bebidas alcohólicas que se estaba llevando a cabo en un bar de Martorell pese al confinamiento por la pandemia de coronavirus.

El cuerpo policial catalán ha informado este domingo que el local simulaba estar cerrado, ya que no tenía las puertas abiertas, pero que en su interior se estaba celebrando la timba.

SANCIONES

Como resultado de esta actuación, los agentes abrieron expedientes sancionadores a cuatro casas del entorno y al propietario del local en el que se celebraba la partida.

Solo en Barcelona, ya se ha sancionado a más de 8.000 personas por no cumplir el confinamiento, una cifra que continuará creciendo tras el anuncio de prórroga del estado de alarma hasta el 26 de abril.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.