Los Mossos d’Esquadra han detenido a un total de 19 personas en el dispositivo de refuerzo de seguridad en el Port Olímpic de Barcelona que arrancó el martes pasado.

Los últimos arrestados, cuatro personas por presuntamente cometer delitos: una por hurto, otra por tráfico de drogas y dos más por robo violento.

8 PERSONAS EN UN DÍA

Desde que empezó el dispositivo policial, el día que se acumularon más detenciones fue el pasado sábado 3 de agosto, cuando los agentes arrestaron a ocho personas.

Los Mossos d’Esquadra, junto con la Guardia Urbana y otros miembros del cuerpo policial iniciaron el dispositivo la noche del 30 de julio en el Port Olímpic de la ciudad tras el repunte de múltiples sucesos en esa zona de la capital catalana.

REFUERZO POLICIAL

Además, también se controlan otros puntos turísticos de Barcelona con agentes de la Brigada Móvil (BRIMO) como Plaza Catalunya, el Park Güell o los alrededores de la Sagrada Familia.

El refuerzo en dicha zona de la capital catalana se inició después de que la madrugada del 28 de julio se produjera el asesinato de una persona en el Port Olímic, que resultó ser el quinto homicidio en Barcelona durante el mes de julio