ARCHIVADO EN:

Badalona recuperará la policía de barrio, agentes de la Guardia Urbana de proximidad que mantienen un estrecho contacto diario con los vecinos. La concejal de Seguridad, Irene González, trabaja para desplegar a partir del septiembre esta figura policial que ya figura en la estructura de la policía de la ciudad. La falta de agentes, el principal problema del cuerpo, impide que se puede llevar a la práctica.

Cada barrio dispondrá de un par de agentes, que serán el termómetro de todo lo que ocurre en el barrio: delitos, incivismo, problemas de convivencia, okupaciones, o cualquier incidencia que surja en el municipio. Esa es, al menos, la intención de González que en una entrevista a Metrópoli Abierta explica que el consistorio está estudiando la cifra de efectivos con los dispondrá en unos meses. A finales de julio, la urbana recibirá una importante ayuda de personal con 32 nuevos agentes recién salidos de la escuela de policía. 

EFECTIVIDAD

El Ayuntamiento popular de Xavier García Albiol pretende regresar a un escenario parecido al de su anterior mandato (2011-2015) cuando los policías de proximidad actuaban en todos los distritos de la ciudad. "Funcionó muy bien. Ayudaron mucho a reducir la delincuencia", subraya González, que este jueves ha cumplido un mes como concejal de una de las regidorías clave del gobierno municipal.

Raúl Pérez, portavoz del Sindicato de Funcionarios de Policía SFP-FEPOL, valora la recuperación activa de esta figura policial. "Es muy efectiva para reducir la delincuencia. Es la primera que está en el lugar, se entera de todo y se dedica a realizar seguimiento de los conflictos en los barrios", explica. 

Albiol anunció pocos días después de jurar el cargo como alcalde la recuperación del cuerpo de antidisturbios desmantelado por el gobierno de Dolors Sabater. La seguridad es una de las principales prioridades del edil popular, partidario de endurecer las actuaciones policiales contra fenómenos delincuenciales como la okupación ilegal. 

LOS VECINOS, A LA EXPECTATIVA

Los anteriores gobiernos del socialista Álex Pastor, primero, y de Guanyem Badalona, Dolors Sabater, después, también apostaron por la policía de barrio. SIn embargo, cuenta Julio Molina, presidente de la Federació d'Associacions de Veïns de Badalona (F.A.V.B Badalona) no pudieron ponerlo en práctica debido a la falta de efectivos. "Ojalá que de verdad puedan hacerlo, que no sea pan para hoy y hambre para mañana. Estamos expectantes", asegura Molina que aplaude esta figura que debería, dice, estar activa de mañana y tarde.

 

gub badalona
Un coche de la urbana en una actuación en Badalona / GUARDIA URBANA BADALONA

Los vecinos y los comerciantes contarán con una tarjeta con el nombre del policía de barrio de la zona y su número de teléfono. Estos agentes de proximidad también se ocupan de hacer un seguimiento de conductas incívicas relacionadas como la actitud de los dueños de perros y mascotas.

OBJETIVO: 303 POLICÍAS

Desde el sindicato mayoritario en la Guardia Urbana de Badalona Pérez explica que hace cinco años Albiol disponía de una plantilla con unos 300 urbanos, 100 menos que los actuales 198, cifra facilitada este viernes por la concejal de Seguridad. Ese cuerpo policial robusto le permitió disponer de decenas de agentes que estaban en contacto permanente con la calle. Una vigilancia, que Albiol se propone recuperar.

Además de los 32 policías que se incorporarán a finales de junio, el Ayuntamiento ha abierto 19 plazas entre administraciones. La nueva regidora de Seguridad se propone alcanzar los 303 agentes al final del mandato en 2023, la cifra necesaria para cumplir la ratio de 1,5 policías por 1.000 habitantes que marca el convenio de la Guardia Urbana.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.