ARCHIVADO EN:

Los tres presuntos autores de una brutal paliza a un hombre en el Metro seguirán en la cárcel. El juez ha acordado prorrogar el régimen de prisión provisional ya que considera que existe riesgo de fuga y de reiteración delictiva.

Los hechos ocurrieron hace dos años, cuando estos tres individuos, sin previo aviso, le propinaron, presuntamente, una brutal paliza a una persona a la que no conocían de nada. Todo ello dentro de un vagón de la línea 4 del Metro, por lo que fue grabado por las cámaras de seguridad.

Como consecuencia de la paliza, el hombre quedó gravemente herido y desde entonces sufre una incapacidad permanente absoluta y necesita de un caminador para deambular por su casa y una silla de ruedas autopropulsada para moverse por la calle. Además, también sufre trastornos mentales, una lesión ocular y una tetraplejia incompleta.

La policía logro identificar y detener a los tres presuntos violentos agresores tras ver las grabaciones de las cámaras de seguridad. Gracias a ellas se pudo comprobar que esas tres personas accedieron al Metro sin pagar, rompieron el cristal de una caja de un extintor y, una vez en el interior del vagón, empezaron a darle patadas y empujones hasta que cayó al suelo. Entonces uno de ellos le cogió por lo pelos mientras los otros le golpearon por todo el cuerpo.

De todas fornas, los individuos no fueron detenidos hasta el 9 de agosto y no ingresaron en prisión hasta el 12 de agosto.

BURLAS

Además, los tres individuos, que en el momento de los hecho rondaban los 20 años de edad, se jactaron por medio de mensajes de Whatsapp de la paliza que habían propinado al hombre, en los que queda en evidencia la nula capacidad de arrepentimiento que tienen los tres agresores.

Mensajes, textuales, como “yo kreo k lo convertimos en polvo de tanto pegarle", "yo kreo k se izo ceniza loko i volo" "estava a tu lao, ermano, keramos tu y yo el ke le metíamos, los demás en la espalda le daban y tu y yo combakos ke flipas k yo aluciné, sin palabras", "pero lo matao al gordo, te digo, se ha llevado la de su vida" y "yo no pare jajaj, el jambo era grande, era enorme el pabo".

La decisión de mantenerlos en prisión está justificada, según el juez, por el riesgo de fuga y por el hecho de que pueden ser condenados a varios años de cárcel. Además, ha justificado la duración de ls instrucción en el hecho de que se ha tenido que esperar hasta comprobar el alcance real de los daños sufridos por la víctima, para lo que ha hecho falta dar tiempo que se estabilizara su situación y se obtuviera el dictamen definitivo de los médicos forenses.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.