Las fiestas de Sants han dejado imágenes de botellones masivos y fiestas sin control en la calle. También de violencia, con peleas entre jóvenes alcoholizados pero también con agresiones contra la policía. En total, seis agentes de los Mossos d'Esquadra han resultado heridos en la Festa Major del barrio en estos últimos días. En RAC1, Toni Castejón, portavoz de FEPOL, sindicato mayoritario de los Mossos, ha denunciado un aumento de los ataques a policías.

Según Castejón, las agresiones contra agentes policiales se han disparado un 70%. Una cifra que va en la línea del número de mossos heridos en las fiestas de Sants, ha explicado. "Hay casos de policías que paran a alguien para pedirle que se ponga la mascarilla y reciben un puñetazo como respuesta", ha denunciado.

El portavoz sindical ha señalado también que el perfil de los agresores no está completamente definido y es muy diverso. Asegura Castejón que "hay de todo, desde los que buscan pelea hasta los que no han hecho nada nunca". De estos últimos dice que "salen, beben y al final de la noche participan de los disturbios. No siempre es gente joven".

REABRIR LAS DISCOTECAS

Una situación que, para Castejón, podría atajarse con la reapertura del ocio nocturno. El agente expresa que, si se abriesen las discotecas, se acabaría el problema de los botellones porque "la gente se diversificaría y porque en los locales hay responsables que se encargan de la seguridad".

Este requerimiento no ha sido atendido por Pere Aragonès, president de la Generalitat, que este lunes ha afirmado que no prevé la reapertura inmediata del ocio nocturno en las próximas semanas "porque está muy claro lo que ha pasado en las anteriores olas" y "no hay que repetir errores".

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.