Los Mossos d'Esquadra detuvieron el sábado a dos jóvenes tras varios atracos a pasajeros de la línea R1 de Rodalies, que cubre la ruta Barcelona-Maresme.

Según ha podido saber El món a RAC1, se trata de dos chicos de 18 y 19 años y nacionalidad marroquí que se dedicaban a robar con mucha violencia en los trenes del servicio de cercanías de Renfe.

Agentes de la policía catalana los arrestaron en Premià de Mar. Después de registrarlos descubrieron que escondían multitud de objetos que acababan de robar, como teléfonos móviles y carteras. A una de las víctimas la amenazaron con una navaja para que les entregase sus pertenencias.

Ambos han entrado ya en prisión.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.