Accidente en el parque de la Ciutadella. Alrededor de las 17:15h de la tarde de este martes, día 11 de mayo, una rama de grandes dimensiones se ha desprendido de un árbol y ha caído sobre el chiringuito ubicado frente a la estatua ecuestre de Joan Prim, en el paseo de los Til·lers.

La rama mide cinco metros y ha perforado completamente el techo de los lavabos del local, donde pocos minutos antes se aseaban un par de clientes. "Afortunadamente ya habían salido, pero ha ido por los pelos que no ocurriese una desgracia", ha explicado a Metrópoli Enric Amatller, el dueño del establecimiento.

Una rama de grandes dimensiones ha causado destrozos en un chiringuito de la Ciutadella / CEDIDA
Una rama de grandes dimensiones ha causado destrozos en un chiringuito de la Ciutadella / CEDIDA

La rama, de cinco metros, ha perforado el lavabo del local / CEDIDA
La rama, de cinco metros, ha perforado el lavabo del local / CEDIDA

"Ha caído como un cuchillo y ha destrozado la cubierta", ha afirmado el propietario antes de recordar que, en los días de fuerte viento, el Ayuntamiento suele cerrar el parque por precaución. Una medida que hoy no se ha tomado, a pesar de las intensas rachas han superado los 50 kilómetros por hora en distintas zonas de la ciudad (de hecho, otro árbol se ha partido por la mitad en Travessera de Gràcia, cerca de la intersección con la calle Santaló, por la fuerza del viento).

La Guardia Urbana y un camión de bomberos se han desplazado a la Ciutadella para evaluar los daños y retirar la rama rota de los baños, que permanecerán cerrados durante lo que queda de día y se reabrirán a partir de este miércoles. "Nos lo han tapado para que no se inunde si esta noche llueve y mañana estará operativo", ha detallado Amatller, que ya está tramitando los papeles del seguro para la reparación completa.

UN MUERTO AL CAER UNA PALMERA EN VERANO

No es la primera vez que ocurre un incidente con los árboles de la Ciutadella. En agosto de 2020, un hombre de 42 años murió por el impacto de una palmera que se rompió. Otras dos personas resultaron heridas.

Tras una investigación, el Ayuntamiento determinó en noviembre que un agujero interno en el tronco de la palmera, el calor y ráfagas de viento no habituales en el parque causaron la caída de la palmera y anunció un refuerzo de las 2.026 palmeras datileras de la ciudad. El consistorio explicó que se harían pruebas de oscilación y un examen instrumental para revisar el tronco y detectar igualmente anomalías internas no visibles que supongan un riesgo para los ciudadanos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.