ARCHIVADO EN:

Un vigilante de seguridad y su perro han sido apuñalados en Barcelona. El profesional y el animal recibieron sendos navajazos en la Estación de Can Jaumandreu del Trambesòs. A pesar de la doble agresión, el empleado del tranvía y el can lograron neutralizar al violento pasajero.

El ataque abría ocurrido en el apeadero de las líneas L5 y L6, que los trabajadores del Trambesòs vienen criticando por su “inseguridad”. Los hechos habrían sucedido al intervenir el vigilante y su animal para atajar una actitud incívica en la estación.

“LE ATRAVESÓ LA MANO”

El pasajero reaccionó apuñalando al profesional en una mano y al perro guardián en el cráneo. Por contra, el can continuó agarrando al presunto agresor, que pudo ser interceptado por la seguridad.

Algunas fuentes aseguran que la puñalada al vigilante fue tan violenta que "le atravesó la mano". Por su parte, el corte al perro "le lesionó la cabeza", aunque no impidió que siguiera actuando "con contundencia".

Insisten las mismas voces que "a no ser por la actuación del animal, hoy estaríamos hablando de una desgracia mayor".

MÚLTIPLES INCIDENCIAS

Fuentes sindicales han insistido a Crónica Global en que llevan tiempo denunciando que las líneas 5 y 6 del Trambesòs. "Las incidencias se repiten una y otra vez”, recuerdan. Ante ello, exigen "más efectivos" en estas conexiones del tranvía, algo a lo que el gestor, la UTE Trambesòs, no habría accedido hasta ahora.