Los Mossos d'Esquadra reconocen "índices de criminalidad" en el anciano fallecido en su piso de Les Corts a mediados de noviembre. Fuentes de la policía autonómica se niegan a confirmar al 100 por 100 que se trate de un homicidio, aunque todo apunta a ello, y no han facilitado a este medio los resultados de la autopsia practicada a la persona muerta porque forman parte de la investigación. 

El suceso tuvo lugar hacia la medianoche del viernes 12 al sábado 13 de noviembre en una vivienda de la calle del Marquès de Sentmenat. Aunque en un principio se pensó que se trataba de una muerte accidental, el domingo 14 de noviembre, la hipótesis del homicidio cobró fuerza. Según avanzó la periodista Anna Punsí, el cuerpo presentaba índices de violencia -al menos un corte en la cabeza- y una habitación había sido revuelta.   

UN VECINO AVISÓ PORQUE EL HOMBRE NO RESPONDÍA

Una persona alertó al teléfono de emergencias al ver que el vecino, un hombre de 80 años, tenía luz en su casa pero no respondía. Hacia las 00.20 horas, bomberos de Barcelona y agentes de la Guardia Urbana entraron en el domicilio y se encontraron con el cadáver. Tres horas después, hacia las 03.00 de la madrugada, la comitiva judicial ha hecho el levantamiento del cadáver.

A las pocas horas de la "muerte violenta" (un supuesto que puede incluir también el suicidio y la muerte accidental), como definieron los Mossos el suceso, el Caso.cat daba por hecho que el hombre había sido asesinado y que se habían descartado otras hipótesis, una posibilidad que la oficina de prensa de Mossos jamás ha confirmado.

Según informó la policía, la División de Investigación Criminal (DIC) se ha hecho cargo del caso. Hasta el momento no consta que se haya producido ningún arresto.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.