La Guardia Urbana ha informado este jueves del hallazgo de un vertido ilegal de amianto en el distrito de Sarrià-Sant Gervasi.

La policía municipal ha comunicado el descubrimiento del vertido tras activar el protocolo de recogida, que les ha permitido precintar el vertido de fibrocemento, una sustancia especialmente tóxica que no puede depositarse en la vía pública.

QUÉ HACER CON EL FIBROCEMENTO

El amianto es cancerígeno y está prohibido su uso desde hace ya 20 años. Aun así, todavía es posible encontrarlo en algunos materiales de construcción en Barcelona.

En caso de encontrar fibrocemento, y debido a sus consecuencias graves para la salud, el Ayuntamiento recomienda manipularlos con guantes y mascarilla de un solo uso y llevarlos al Punto Verde de Vall d'Hebron, el único que hay en la ciudad para estos casos.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.