Amenazas y gritos tuvieron que soportar este miércoles por la tarde los enfermeros del punto de vacunación abierto en La Maquinista, por parte de una avalancha de personas que acudió sin cita previa y descubrió que no había dosis para todos.

Tal y como ha explicado Metrópoli, la gran –e inesperada– afluencia en este lugar provocó colas de más de tres horas. Filas interminables en las que se amontonó más gente que las vacunas disponibles que había. Cuando los sanitarios contaron lo que ocurría, y les pidieron que se fueran, se vivieron momentos de tensión.

Así lo avanza este jueves La Vanguardia, que cifra en 200 las personas que habían pedido cita. Había 500 dosis disponibles para el miércoles, por lo que podían presentarse 300 ciudadanos más que no hubiesen pedido hora. Pero a las 16:00h ya eran 2.000, señala el mismo medio. Y estalló la indignación de algunos de los ahí presentes.

Ante la ira desatada, los profesionales pidieron ayuda a la Guardia Urbana, que no acudió. Llamaron también al Departament de Salut y pidieron autorización para usar algunas de las dosis que estaban reservadas para el viernes en el mismo punto de La Maquinista, en un intento de apaciguar los ánimos. Tras el visto bueno de la conselleria, finalmente pusieron 1.000 dosis, en lugar de las 500 previstas, y cerraron a las 21:00 en vez de a las 19:00h.

ARGIMON, PREOCUPADO: "HAN TENIDO CINCO MESES"

Algo similar ocurrió este fin de semana en Amposta. Unos hechos que valieron la reacción de Josep Maria Argimon, conseller de Salut, que se ha mostrado "preocupado por este clima" generado por los que exigen "todo aquí y ahora", y que ha lamentado que las amenazas lleguen de ciudadanos que "en los últimos cinco meses no encontraron el momento para vacunarse, a pesar de que los equipos sanitarios estaban esperándoles en los puntos de vacunación".

LA VACUNACIÓN SE DISPARA PARA IR AL BAR Y AL GYM

En la última semana, el número de primeras dosis ha crecido un 55% respecto a la anterior, coincidiendo con el anuncio de la entrada en vigor del pasaporte covid obligatorio para acceder a bares y restaurantes, gimnasios y residencias de ancianos. De entre todos los grupos de población, uno de los sectores que más están acudiendo actualmente a vacunarse es el de la franja de edad de 25 a 29 años, hasta ahora los más reticentes.

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.