Esta historia empieza así: dos hombres deciden alquilar un piso turístico en Barcelona para traficar con drogas. En el momento de realizar el pago del alquiler de cuatro días, el propietario del inmueble se da cuenta de que los individuos pretendían pagar con una tarjeta falsa. Entonces pone una denuncia.

Llegados a este punto, Mossos d'Esquadra y Guàrdia Urbana abrieron una investigación y procedieron a un registro. Dentro del piso encontraron diversas cantidades de drogas como marihuana, metanfetamina, éxtasis líquido, pastillas, anabolizantes, poper y cocaína. También corroboraron que la tarjeta era robada y, de hecho, ya se habían realizado pagos fraudulentos.

El pasado 15 de mayo detuvieron finalmente a los dos sujetos de nacionalidad española y brasileña, de 31 y 27 años, vecinos de Barcelona y Valencia, que están acusados de estafa con una tarjeta bancaria robada y de trafico de drogas.

En el momento de la detención, aseguraron que habían alquilado el inmueble para llevar a cabo prácticas sexuales entre hombres, prostitución y consumo de drogas. La policía comprobó que uno de los detenidos estaba relacionado con hechos similares ocurridos con anterioridad. Ambos pasaron a disposición judicial el pasado día 17 de mayo, tras lo cual quedaron en libertad con cargos.

 

Si quieres leer más noticias como esta y estar informado de la actualidad de Barcelona, descárgate nuestra app para iOS y Android.